TEST: ¿Cómo te relacionas con el deseo?

¿Cómo te relacionas con el deseo?

Test sobre deseo, pasión y entusiasmo

Malas Feministas


Apunta tus respuestas y cuéntalas. Gana el mayor número de respuestas de una misma letra. Si hay empate, elige el personaje que quieras… 🙂



1. ¿Tú también te leíste medio a escondidas en tu adolescencia Las edades de Lulú?

– Sí, me pone mazo lo del trío. Recurro a esa imagen en mi imaginación cuando el tío al que me follo es malo. (F)

– ¿No era una peli? (E)

– Siempre he querido leérmela, pero al final no he encontrado el momento. (A)

– Veo la película cada año, es un must. (D)

– Sí, me la leí. No me gustó nada. Me parece amoral, desagradable. Indignante. Pero ni se el porqué. (C)

– Aprendí lo que era un trío con ese libro. No paré de pensar en hacer tríos desde entonces. (B)

2. Cuando piensas en la palabra deseo

Abro el Tinder ipsofactamente. (E) 

Me imagino a mí misma gobernando el mundo y brindando por ello con champán. (B)

– Me veo llegando a un bar, detectando al tío bueno y llevándomelo al baño en tres, dos, uno… (F)

Fantaseo con que consigo lo que quiero con esfuerzo. (A)

Me pienso viajando por el mundo entero, conociendo otras culturas y follando con todas ellas. (D)

Deseo encontrar el amor. (C)

3. ¿Con qué comida relacionas el «deseo»?

– ¡Chuches! ¡Caramelos! ¡Nutella! ¡Purpurina! (E)

– Una orgía de sabores, colores, olores, animal o humano, vegetal y extraterrestre. (F)

– Caviar, percebes (de los caros), langosta. Cosas caras, se me caen los billetes, ¿vale? (B)

– Algo afrodisíaco, siempre. Ostras servidas eróticamente… me se resbala la salsa por la comisura. (D)

– Yo no como casi, poca cosa, algo equilibrado y digestivo. (C)

– Suculento menú de tres primeros y tres segundos, postre y coñac, acompañado todo con su cubierto correspondiente. Servilleta de tela, POR FAVOR… (A)

4. Termina esta frase: «Yo deseo…»

– Que te mejores —aunque no mucho, la verdad—. (C)

– Te deseo, baby. (D)

– ¿Desear? Estoy bien, gracias. (A)

– ¡Más! ¡Más! ¡De lo que sea! (B)

– Lo tengo todo, papi. (F)

– ¡¡Ser feliiizzzz!! (E)

5. Cuando pensamos en deseo se suele asociar rápidamente con deseo sexual, así que: ¿qué prácticas sexuales desssseass?

– No es la practica, es el quién y yo mando. (F)

– Sexo grupal es lo que más me va. (D)

– ¿Práctica sexual? No sé qué es eso, pero ponte de rodillas, anda, que he traído la fusta de castigo. (C)

– Por el culo, claramente. (B)

– ¡Quiero mimis! (E)

– Yo de eso poco, la verdad. (A)

6. Has leído la trilogía Cincuenta Sombras y…

– Mientras leía los libros no paraba de follar con mi pareja. (D)

– Habría azotado a Grey con sus propias fustas fuertemente. Pero que quede entre tú y yo. (C)

– Quiero que Christian Grey cambie. (A)

– ¿En serio esto es un libro sadomaso? ¡Venga, coño! (F)

– Quiero adoptar a Grey y convertirlo en mi esclavo sexual. (E)

– Anastasia me pone cachonda, mucho. (B)

7. Sé sincera. ¿A veces tu feministómetro no te deja disfrutar de tus fantasías más íntimas?

– Mis deseos son órdenes para mí, así que la respuesta es NO. Estamos como para que el feminismo nos vista de monjas. ¿Decir lo que tenemos que hacer? Eso ya lo hace el patriarcado. (F)

– ¡Por la diosa! Me gusta que me insulten y me azoten. Pero cuando una amiga me cuenta que es muy puta pues la juzgo sin pudor… (C)

– Me gusta insultar y azotar a mi partenaire. (B)

– Yo no tengo fantasías inconfesables. Creo. (A)

– Deseo que varios maromos y maromas buenorras me tumben en el suelo y me hagan de todo. (D)

– Confieso que me gustaría disfrazarme de niña buena. (E)

8. ¿Qué ha pasado en tu último sueño erótico?

– Jax Teller (de Sons of Anarchy) me comía la almeja con su chupa de cuero puesta. (F)

– Christian Grey me confesaba que había cambiado por mí. (A)

– Me montaba una orgía vestida de sevillana. (B)

– Reflexionaba sobre la influencia del patriarcado en mi forma de follar. (C)

– Me masturbaba con un vibrador en forma de conejito. (E)

– Tenía un orgasmo tras otro sólo con caminar, ¡maravilla! (D)

9. De pequeña jugabas a… 

– Cuidar a los muñecos como si fuesen bebés. (A)

– Mis barbies tenían más sexo que Paris Hilton. (F)

– Ser profe; y ponía unos exámenes súper chungos. (C)

– Hacer videoclips disfrazada. Quería ir a Lluvia de Estrellas. (B)

– Ser una princesa guerrera. (D)

– Papás y mamás. (E)

10. Vas a salir esta noche y tu plan es…

– Pillarme un pedo con mis amigas y reírme lo más grande. (B)

– Ligarme al tío más bueno de la discoteca y echar un polvo de escándalo. (F)

– Ir a cenar a un restaurante mono de estos con poca comida puesta en espirales, caro y con 4 estrellas Michelín. De los que luego recenas cuando llegas a casa, vamos. (A)

– Tengo una cita y me voy a dar el lote en el cine. (E)

– Creo que voy a pillar algo de maría. (D)

– Me haré la dura en plan como que no quiero ligar, pero me depilaré a fondo por si hay suerte y pillo cacho. (C)

11. Tu bebida favorita es…

– Calimocho de toda la vida. (D)

– Un buen vino blanco. (B)

– Whisky Cola. (C) 

– Lo que suba rápido, que quiero darlo todo. (F)

– Un café manchado con leche desnatada. (A)

– Malibú con piña. (E)

12. A la hora de darte placer…

– Me doy un masaje en los pies. O que me lo den. (A)

– Me gusta tocarme con las manos. (C)

– Todo lo que me lleve al orgasmo es bienvenido en mi mesilla. (F)

– Me gustan los vibradores para el clítoris, que son suaves y redondeados. (D)

– ¿Sabes eso que dicen de la alcachofa de la ducha? Pues dale potencia. (B)

– Insisto, el vibrador en forma de conejito. Esas orejas son deseo puro. (E)


SOLUCIONES

Mayoría de A: Tía, eres una Lady Marian de la vida. No te sueltas la melena y la castración autoimpuesta ni aunque vayas a una charla de porno y feminismo de Amarna Miller. Contención, contención y contención. Un día vas a explotar, chica. Tu alter ego es Robert Pattinson, por timidote. O un tunero, por eso del amor cortés, la sublimación y tal. Eso sí, te recomendamos mejor un buen Lobezno o cualquier empotradora que te ponga un poco de cuerpo, arsa.

Mayoría de B: Te gusta la opulencia y no lo escondes. Tienes deseos a cascoporro, pero no todos son húmedos, aunque sí brillan… Te va el oro, el Lory Money, el poder y las fiestas. Tu personaje es La Pantoja: folclórica, excesiva, siempre quieres más. Cuidado que eso engancha y acabas jugándote la dentadura en los bingos de Alicante. Tu alter ego es, evidentemente, Julián Muñoz. Aunque en realidad sabemos que le pondrías los cuernos con un buen yogurín que te baile el agua, a lo Justin Bieber, ¿a qué sí? A una Miley Cyrus tampoco le pondrías ningún problema.

Mayoría de C: Eres un poco Margaret Thatcher, pero de todo se sale. Vamos, que eres un poquito perra pero vas de casta y pura. «A Dios rogando y con el mazo dando»la doble moral de toda la vidaNecesitas buenas dosis de Malas Feministas, amigas y un poquito de alegría, mijita. Nos encantaría verte en First Dates. Tu alter ego es: mitad Ratzinger y mitad Cospedal.

Mayoría de D: ¿Has visto Juego de Tronos? Pues tú serías Melisandre. Mística y devota del deseo, con un toque de chica Manson. Tú le das a la ayahuasca y a las profecías orgiásticas, cosa que por otro lado nos parece un planazo. Viste la peli de Elle y te flipó, no nos mientas… ¿Hemos acertado?, ¿eh?, ¿eh?, ¿eh? (Y seguro que te has leído Las Chicas de Emma Cline). Tu alter ego es… en realidad los machos alfa se te quedan cortos, así que te recomendamos a Evan Rachel Wood en True Blood.

Mayoría de E: Eres una mezcla perfecta entre Pippi Calzaslargas y Phoebe Buffay (Friends). Sí, eres una hippie, eres libre como el viento, te gustan las floripondis y todas esas cosas. Vives un poco en tu nube, el deseo para ti tiene que ver con reír, con algo infantil, no tanto con el deseo sexual. Y te lo pasas teta. Tu alter ego es, evidentemente, un estupendo gato. Para las alérgicas: también te vale Nemo.

Mayoría de F: Diosa. La palabra killer te define. Tu biblia: el libro Mala Feminista de Roxane Gay. Cabalgas las contradicciones cual amazona y te encantan los aquelarres. Cuéntanos cómo has conseguido toda esa seguridad en ti misma, por favor, que nosotras cada día queremos quemar este mundo infame y machista. Y para colmo nos fustigamos mucho con lo de ser buenas feministas, y no hay manera, nos sigue gustando Beyoncé (seguro que a ti también). Eres una personaja, no tienes alter ego, ¡diva!

Seas quien seas, que no se te olvide disfrutar(te). Que lo más feminista es hacer, libremente, con tu propio deseo lo que te plazca. 😉

Malas Feministas están en Twitter, Instagram y Facebook.

Leave a Comment