¿QUÉ TIPO DE EX ERES?

Y tú, ¿qué tipo de ex eres?

Pandorita


Entre vueltas al cole y nuevas colecciones de Planeta DeAgostini, por fin ha llegado septiembre, el mes del regreso. De nuevo la ciudad, el trabajo, las clases, la cola del paro, la cola del supermercado, los pantalones largos, el regreso paulatino al frío, los días más cortos, los bares de siempre… En definitiva, la vuelta a las buenas formas y el adiós al salvajismo permitido durante el verano.

Y como de vueltas va la cosa, hay algo que siempre vuelve; y no, no son las hombreras, sino los ex. Son esos personajes que se fueron de la serie por una temporada y que creías olvidados, y de repente hay un vuelco del guion y vuelven a aparecer en nuestras vidas, con mayor o menor intensidad.

Es inevitable, al reencontrarse con alguien del pasado, volver a sentir cierta nostalgia de lo vivido. Hubo buenos momentos, pero no te olvides de la manía que tenía de leer únicamente libros con un número de páginas par, o la de tirarse pedos debajo de la manta para hacerte un submarino.

Esa química que teníais no desaparece de la noche a la mañana y puede hacer que cometas una de las mayores insensateces de esta vida, que no es otra cosa que volver a intentarlo.

 

El fantasma

La vida ha sido una fiesta desde que lo dejasteis. No ha parado de follar, se ha ido de viaje con los colegas, se siente súper bien consigo mismo. Vamos, que fuiste una parte importante de su vida, pero que le dejaras no pudo venirle mejor. Eso sí, perdió el curro, volvió a vivir a casa de sus padres, y por las noches se masturba mirando una foto tuya.

 

El desaparecido

Un día lo dejasteis y nunca más volviste a saber nada de él. Aunque no vuelve en persona, vuelve recurrentemente en los momentos de debilidad a tu mente y te preguntas qué estará haciendo ahora. Todo depende de cómo acabara la relación, pero corre el riesgo de convertirse en una de las personas que recuerdes con más cariño.

 

El ex stalker

Cada cierto tiempo te escribe de buen rollo para preguntarte qué tal te va todo. Pero lo que tú no sabes es que se conoce mejor tu muro de Facebook que tú misma. Casi puede contarte lo que hiciste cada noche, y dónde pasarás tus próximas vacaciones. No sabemos bien hasta qué punto es inofensivo.

 

El que no te olvida

Os tomaréis un café, será maravilloso. Recordareis momentos pasados y sentirás que por fin está todo bien entre vosotros después de la relación tormentosa que tuvisteis. Con una sonrisa en la cara y el alma tranquila, llegará el momento de despedirse, y entonces… ¡ZAS! Nunca te ha olvidado. A poner buena cara y a saber salir airosa de la situación. Y si sabes cómo hacerlo sin herir sentimientos, háznoslo saber.

 

El ex colega

Os lleváis mejor ahora que cuando estabais juntos. Quedáis, os vais de cañas, coméis juntos y os lo pasáis bien. Luego llega el momento de polvo de recuerdo de los buenos momentos. Pero oye, que donde hay confianza da asco, y ser colegas también implica escuchar sus historias de atrapacorazones. Y sí, seguramente en el poscoito.

 

El que no se entera de que es un ex

Sí. Se cree que os estáis dando un tiempo. O en su calenturienta mente retorcida se cree que vais a volver. Te sigue tratando igual que cuando estabais juntos con la pequeña diferencia de que le mandaste a zurrir mierdas con un látigo hace ya demasiados meses. Pero parece que no se entera. Y entre tristes suspiros, cada vez que te escribe deseas que de una vez por todas se eche pareja. Una que no seas tú.

 

El perro del hortelano

Lo tenías muy superado hasta que, una tarde de tremendo hastío, estás mirando el Facebook y te encuentras que… TIENE NUEVA PAREJA. Inmediatamente te darán ganas de saber de su vida y de querer sentir que eres mejor que la nueva compañía de su vida. Muy a pesar de saber que no os aguantabais vas a pensar que la vida que pudisteis tener juntos iba a ser maravillosa.

Y aquí es cuando te conviertes en el perro del hortelano, que ni come ni deja comer.

 

Pero si sois de esos que a día de hoy tenéis parejas y no queréis imaginaros cómo pueden ser en un futuro como ex, poned cemento a vuestra relación hasta hacerla sólida y resistente con una buena sudadera de novio. No puede fallar.

captura-de-pantalla-2015-09-15-a-las-09-32-03

Leave a Comment