KOSOVO Y LA SUPERACIÓN DEL DISCURSO ÉTNICO EN LOS BALCANES

Kosovo y la superación del discurso étnico en los Balcanes

Lide Auzmendi Murua


Fuente: http://2.bp.blogspot.com/-V4zvUGQXBXo/TahYykiJQII/AAAAAAAAYJM/wQW-Ge3fxyI/s1600/Spomenik_19.jpg
Fuente: http://2.bp.blogspot.com/-V4zvUGQXBXo/TahYykiJQII/AAAAAAAAYJM/wQW-Ge3fxyI/s1600/Spomenik_19.jpg

Las comparaciones son siempre odiosas. El mes de noviembre Kosovo vuelve a estar de actualidad en los medios españoles. Enfrentamientos en la Asamblea, lanzamiento de gas lacrimógeno y chupitos de rakide por medio. El «no» de la Unesco. La firma del Acuerdo de Estabilización y Asociación, antesala del ingreso en la UE.Y el diario español digital más visitado lograba inclusorescatar a Kosovo del ámbito doméstico para ponerlo de ejemplo en el plano internacional hasta en dos ocasiones: primero, en alusión a laestrategia de la Generalitat de solicitar el ingreso en la Unesco para lograr reconocimiento como sujeto de derecho internacional, optando así por el modelo kosovar para el proceso independentista catalán. Segundo, tras la decisión del Gobierno francés de atacar el Daesh en Irak y Siria, como reacción a los ataques del 13 de noviembre en París, estableciendo cierto paralelismo con la intervención de la OTAN en Kosovo. En el primer caso, Kosovo es un ejemplo de fracaso, parecido a un estado fallido. En el segundo, Kosovo es un ejemplo de éxito, una intervención militar justa y correcta. Entonces, ¿cuál es exactamente el ejemplo de Kosovo?

Desde que Kosovo declarara la independencia en 2008, el establecimiento de un Estado funcional basado en el Estado de derecho ha sido más un sueño que la realidad. Con una población cuya media de edad es treinta años, Kosovo no es país para jóvenes (ni tampoco viejos). Cientos de miles de kosovares inauguraban el año 2015 cruzando ilegalmente la frontera entre Serbia y Hungría, huyendo del país ante la falta de perspectivas económicas y de bienestar social.

Además, desde que el 25 de agosto de 2015, el Primer Ministro de Kosovo, Isa Mustafa, y su contraparte serbio, Aleksandar Vucic, firmaron en Bruselas el Acuerdo de Asociación de los Municipios de mayoría serbia, la confrontación directa entre la coalición de Gobiernoy la oposición ha llegado a Kosovo. El lanzamiento de gas lacrimógeno comenzó en el Parlamento. Y de ahí pasó a la calle. Y después, vuelta al Parlamento. Y nuevamente a la calle. ¿Pero quécontiene el acuerdo del 25 de agosto de 2015 sobre la Asociación?

Isa Mustafa y Aleksandar Vucic con la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini
Isa Mustafa y Aleksandar Vucic con la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini. Fuente: https://www.flickr.com/photos/eeas/22176742951

El acuerdo establece las bases para que los municipios kosovares de mayoría serbia puedan crearuna asociación, la cual será una entidad legal definida por sus estatutos. La Asociación tiene como objetivo principal fortalecer la democracia local, asumiendo el desarrollo de la economía local yel control de la educación, la salud y los servicios sociales primarios y secundarios. Asimismo, se hará cargo de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos retornados a Kosovo. Para ello, la Asociación contará con una estructura de gobierno propia (Parlamento, Presidente, Junta y Administración cuyos trabajadores y trabajadoras estarán sujetos a las regulaciones kosovares en materialaboral).El ejercicio de las competencias estará financiado por sus propios miembros y las autoridades centrales, pero también mediante subvenciones de la República de Serbia. Y queda excluida de pagar impuestos. Finalmente, el acuerdo dispone que la Asociación tenga derecho a tener símbolos oficiales propios, donde se incluye la bandera.

Durante el proceso de negociación con Serbia la falta de transparencia ha sido manifiesta cuando el Gobierno kosovar optó por excluir a la oposición. La reacción de la oposición tras la firma no se hizo esperar. Condenaron rotundamente el acuerdo y acusan a la coalición gobernante de traición al ceder autonomía a la minoría serbia de Kosovoconel beneplácito de la UE.Entienden que el acuerdo busca crear una nueva República Srpska (federación serbia en Bosnia y Herzegovina) en Kosovo. ¿Qué propone la oposición?

El bloque contrario al Gobierno, que solamente se puede entender en clave étnica dado el reciente pasado de animadversión de los participantes (acusaciones de crímenes de guerra incluidos),lo conforman tres partidos políticos con representación parlamentaria, liderados en todo momento porVetevendosje!, tercera fuerza en el país. Esta formación proveniente de los movimientos sociales de masas,a pesar de seguir denunciando la corrupción que se extiende por todo el país, ha optado porpriorizar la «cuestión nacional» exigiendo: retirar todas las misionesinternacionales de Kosovo (UNMIK, EULEX), luchar contra la «inminente» amenaza serbia yproteger el derecho de Kosovo a unirse con Albania. Así pues, la única esperanza de una izquierda alternativa a la mayoría política neoliberal y conservadora del país se diluyeal priorizarla Gran Albania frente a dar solución a los problemas sociales que golpean a la ciudadanía.

Graffiti en Pristina contra la misión de la UE en Kosovo. Fuente: https://www.flickr.com/photos/matthijsgall/5005725494
Graffiti en Pristina contra la misión de la UE en Kosovo. Fuente: https://www.flickr.com/photos/matthijsgall/5005725494

En un contexto de enfrentamiento donde la disputa ha tomado las calles y parece no haber alternativa al discurso étnico hegemónico que prevalece en Kosovo, suena con aire fresco la postura integradora del Club Político de los Estudiantes de Kosovo(KPD). Creado en 2010, ha sido un actor clave durante estos cinco años en la denuncia y protesta activa contra la subida de las tasas universitarias, la influencia partidista y la corrupción en la Universidad. Su reciente apoyo al nuevo rector, decidido a hacer frente a la corrupción desde el inicio de su mandato ante los ataques de las estructuras reaccionarias, les ha otorgado cierta notoriedad en los medios de comunicación.

Aunque su ámbito de actuación se circunscribe a la Universidad, el KPD ha decidido tomarparte en el debate sobre el Acuerdo de Asociación de los Municipios de mayoría serbia, optando por un análisis ideológico alternativo a los argumentos etnocéntricos. El KPD está en contra del acuerdo, pero no porque no quieran reconocer la democracia local o los derechos de las minorías serbias como pueda suceder en el caso de Vetevendosje. Según ellos, el acuerdo profundizaen la división étnica de Kosovo y cierra la puerta a la convivencia. Se trata así de superar el fantasma del conflicto interétnico, haciendo un llamamiento de unión a la juventud precaria serbia.Reconocen la dificultad que supone para los y las jóvenes serbias unir fuerzas públicamente con la juventud albanesa, por lo que el KPD se esfuerza por reunirse con las distintas asociaciones universitarias de izquierdas de los Balcanes con el fin de lograr un frente común contra el etnocentrismo hegemónico.

Los conflictos en los Balcanes siempre se han enmarcado dentro de la lucha étnica. Serbios contra albaneses, y viceversa. Serbios contra croatas, y viceversa. Serbios y croatas contra bosnios, y viceversa. Sin embargo, los hechos demuestran que las élites de estos paísestratan de mantener ocupada a la ciudadanía enla confrontación interétnica, mientras que ellos no tienen problemas en unirse para abusar de su posición y mantener sus privilegios.

Pero hay esperanza.Las fuertes movilizaciones para demandar elecciones libres y justas en Montenegro, la postura del KPD contra la «asociación que disocia» y el apoyo de los más jóvenes a la Coalición de la Izquierda Unida (Zdruzena Levica) en su éxito electoral de 2014 en Eslovenia, demuestran que un sector creciente de las nuevas generaciones está harta de esta clase dominante y apoya una alternativa distinta.Esta situación abre una perspectiva de cambio en losBalcanes.

Leave a Comment