JUEGO DE MANOS PRESENTA: 10 PELÍCULAS DE «DESEO»

Juego de Manos presenta

10 películas de «deseo»


 

Los conspiradores del placer (1996), de Jan Svankmajer

¿Qué puede pasar cuando un director checo hace una película sobre el deseo? Bueno, pues lo que de hecho pasa es que en ella vemos a una serie de personajes con aficiones un poco menos convencionales que el onanismo, espiar a tus vecinos o rellenar crucigramas.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

Fuera de juego (1997), de David Evans

Todo el mundo conoce que siente pasión por algo aparentemente idiota como el fútbol. Pero lo que no solemos pensar es que esa persona tiene que seguir siendo ella en todas sus demás interaciones sociales, con los problemas que sus propios deseos generan.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

Zelig (1983), de Woddy Allen 

¿Quién no ha mentido alguna vez si se ha leído tal libro o ha visto tal película? Así comienza la historia de Leonard Zelig que se tira el pistacho de haber leído Moby Dick y a partir de ese momento desarrollará un deseo tan fuerte de ser aceptado que seguirá mintiendo incansablemente.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

El marido de la peluquera (1990), de Patrice Leconte

Dicen que para gustos colores, y la cosa parece no ser menos cierta para el deseo. Antonine siempre ha querido casarse con una peluquera (vaya a saber por qué). Finalmente lo consigue y su vida se vuelve lo que él siempre había querido.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

Té con Mussolini (1999), de Franco Zeffirelli

A pesar de que no haya una segunda parte llamada «Almuerzo con Hitler», no pasa nada. Un grupo de señoras bien inglesas afincadas en la Italia de preguerra pasan su vida en un agradable y ajeno sopor hasta que una serie de acontecimientos les llevan a tomar el té con Mussolini.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

Los amantes del Círculo Polar (1998), de Julio Médem 

Te gustará si eres intenso o intensa y naciste para tener quince años a finales de los noventa. La historia de amor de dos personas desde los ocho años a los veinticinco en la que es su historia de amor y no el resto del mundo lo que les importa. Esta pareja acaba siendo tan especial que su historia de amor vive su desenlace en Finlandia y no en un bar cutre como la tuya o la mía.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

El barbero de Siberia (1998), de Nikita Mijalkov

Rusia y siglo XIX, ¿alguien da más? Un par de americanos llegan a Rusia con la esperanza de vender al gobierno un metodo para deforestar Siberia (qué majos) y mientras obtienen los permisos Jane Callahan conocerá a dos tipos diferentes que le harán plantearse diversos dilemas.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

Cuento de otoño (1998), de Eric Rohmer 

Las amigas y los amigos están muy bien, pero cuando eres una viuda de mediana edad que vive en una valle provenzal, igual lo que menos quieres es que nadie te busque pareja, obviamente eso a tu amiga no le importa en absoluto y decide «ayudarte» de todas formas mediante algo tan fiable como los anuncios por palabras.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

La gran comilona (1973), de Marco Ferreri

Cuatro amigos deciden matarse comiendo sin parar en una casa. Esta película que parece hecha por un Sorrentino grasiento, y menos, mucho menos serio y solemne, no se puede definir mejor que con esta frase de FilmAffinity (ya ni disimulo que no trabajo): «El sexo obsceno se entremezcla con los cerdos, los quesos, los jamones, el caviar».

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

Tres colores: rojo (1994), de Krysztof Kieslowski

¿Qué ibamos a hacer sin los maravillosos voyeurs? Pues vivir mejor, seguramente, pero como no se trata de eso, aquí tenemos la historia de Valentina y su casual encuentro con un juez jubilado que no puede parar de escuchar las conversaciones de sus vecinos, lo cual, aunque desagrada a Valentina, acaba también por obsesionarla un poco.

[Ver información en FilmAffinity]

 

 

Leave a Comment