HISTORIA DE UN BARRIO DONDE SE QUIERE VIVIR

Historia de un barrio donde se quiere vivir

Francisco Fernández-Trujillo


Si hay una conclusión clara en este libro es que poner fin a la construcción de un bulevar en la calle Victoria fue responsabilidad de la historia de Gamonal. Y es que hay una idea que ronda a lo largo del libro, a través de la cual Marcos Erro García y José Medina Mateos vienen a plantearnos que para entender el conflicto de 2014 es necesario comprender la historia de Gamonal. Los autores se esmeran en desarrollar de manera detallada cuáles han sido las claves de los movimientos fundamentales en el barrio cuando hablamos de su composición de clase y sus implicaciones; la relación del pueblo, primero, y del barrio, después, de Gamonal como periferia con respecto a Burgos; y el tejido constituido por los vecinos durante años. El cometido de este libro es hacernos entender que las resistencias al bulevar no fueron un evento aislado, una salida de la normalidad de cualquier barrio de una ciudad española, sino la prolongación de una trayectoria de luchas sociales, vecinales y obreras que han demarcado su historia.

Dentro de este esfuerzo por mostrarnos la historia de lo que es hoy el barrio de Gamonal, los autores son capaces de darnos una visión de los procesos productivos y económico-sociales que demarcaron la tendencia de manera similar a la de muchos municipios del territorio español. Nos plantean cómo estos procesos de transformación fabril, absorción de los pueblos por las ciudades y desindustrializaciones parciales han sido determinantes en las dinámicas sociales y políticas que se expresan y producen hoy, más allá de los procesos políticos institucionales y legales. Vemos así que, más allá de la Transición, la redacción de la Constitución o la implantación de los planes nacionales, la historia de Gamonal es la historia de cómo se expresaban en la práctica los grandes procesos políticos y económicos.

Otra de las claves que nos ayudan a comprender Gamonal y su historia es la constitución de una comunidad. Y esto está muy ligado a otra cuestión fundamental: la composición geográfica en Gamonal, así como su situación con respecto a Burgos y sus implicaciones sobre la vida social de los gamonaleros.

Las redes tejidas en Gamonal, que constituían y hacían que el núcleo de las protestas fueran los propios vecinos y no exclusivamente diferentes grupos minoritarios de la izquierda, como en otros casos, son fundamentales a la hora de entender la capacidad de movilización y algunas de sus victorias. Las presencias de afinidades y construcción de lo colectivo con lo cercano e inmediato tienen un carácter prioritario. Afrontar las problemáticas del barrio en común pasa por vivir y compartir el ocio, el malestar y las condiciones de vida cotidianas.

Algo que es necesario comprender y que está presente en la historia de Gamonal es que en las trayectorias de las luchas obreras y sociales emprendidas por el barrio, la victoria es un elemento frecuente. Como plantean Erro y Medina:

La lucha por el Bulevar ha sido la última de toda una cadena de conflictos y victorias que han hecho del barrio lo que es hoy en día: la ronda II y la defensa del Parque de Fuentes Blancas, el Parque Santiago, el Sexto 78 Instituto, el Parque Félix Rodríguez de la Fuente, el parking de Eladio Perlado… Gamonal se ha hecho a base de arrancar al poder el asfaltado de las calles, los institutos, los centros de salud o los parques y esto ha jugado un papel muy importante en la identidad del barrio. Lucha tras lucha para hacer el barrio más habitable. (Página 77).

Esto mismo es planteado en Gamonal: barrio vivo, barrio combativo, editado por Klinamen en 2014. En esta obra, en la que se aborda el conflicto del bulevar en Gamonal en formato de entrevista con algunos de los participantes, se plantea también que «se trata de un barrio acostumbrado a luchar, pero también, como veremos, a ganar» (p. 33).

A través de este estudio preciso de las luchas de Gamonal desde los años cincuenta podemos derivar dos claves a la hora de comprender aquello que entendemos como luchas asociadas al trabajo, ya sea en su forma sindical, geográfica (en su dimensión de barrio periférico preeminentemente obrero) o de condiciones materiales asociadas al trabajo, todas ellas interrelacionadas entre sí. Por una parte, romper con el manido eslogan autocomplaciente de «aprender de las derrotas». Vemos de esta manera, que los conflictos en Gamonal rompen con una de las más criticadas dinámicas de la izquierda, acusada de tener una anticipada aceptación de la derrota. Aunque en la conflictividad de lo político siga siendo necesario aprender de las derrotas, es también fundamental aprender de las victorias y de cómo alcanzarlas. La otra gran clave de este libro parece ser la importancia de la constitución de comunidades y tejido de redes que estén constituidas sobre lo común y lo cotidiano. Erro y Medina nos demuestran cómo en Gamonal ha habido preocupación por vivir y por vivir bien, por hacerlo con los vecinos y los cercanos, así como por hacer del entorno donde desarrollan la cotidianidad más inmediata un entorno realmente habitable.

Gamonal. La historia desde abajo. Marcos Erro García y José Medina Mateos. Ediciones El Pérdigón. Burgos, 2017. 116 páginas. 12 euros.

Leave a Comment